Volver a empezar

por

Believe you can, and you’re halfway there. (Theodore Roosevelt)

Empezar algo cuesta. Sea lo que sea: un negocio, una dieta, a entrenar, a escribir un libro, a trabajar… Aunque enero es el primer mes del año, el de los buenos propósitos, septiembre es el de los comienzos, o re-comienzos.

Mi septiembre particular se adelantó unos meses, allá por mayo. Ya os lo conté en su momento. Fue entonces cuando decidí empezar a vivir, o mejor dicho, volver a empezar a vivir pero de una forma completamente diferente a como lo había hecho hasta entonces. En ese momento fue providencial un libro que cayó en mis manos y que me sirvió de guía para esa nueva etapa que comenzaba: Wellth, de Jason Wachob. El título, un acrónimo de well+wealth (bien/bueno+bienestar/felicidad/riqueza) prometía, pero lo que me hizo leerlo casi de una sentada fue el subtítulo: “How I learned to build a life, not a Resumé” (Cómo aprendí a construir una vida, no un curriculum). En el libro Wachob describe lo que para él es una buena vida: un estilo de vida dedicado a la salud mental, física, espiritual y emocional.

A primera vista podrías pensar que es un libro más de autoayuda escrito por un americano que se quiere forrar a costa de las desgracias ajenas, pero nada más lejos de la realidad. Dice verdades como templos, cosas de un sentido común tan aplastante que nos cuesta creer que sean verdad, pero doy fe de que lo son. La mayor de ellas: que el secreto de una vida feliz y sana es el equilibrio, equilibrio físico (que la comida y el movimiento sean tu medicina…) y equilibrio emocional (rodéate de aquellas personas que te dan vida, no que te intoxican).

CINCO SEÑALES DE QUE NECESITAS REVISAR TU DIETA

  • Te sientes agotado la mayor parte del día, y te levantas con esa sensación de resaca mala aunque no te acuerdes de la última vez que trasnochaste.

  • Tu estómago tiene vida propia. Mucha. Gases, ardor, hinchazón, digestiones pesadas NO son lo normal.

  • Sueles estar de mal humor, y pasas de la alegría a la ira con una facilidad pasmosa. Si, las emociones también se alimentan, y con comida.

  • Tu carnet de identidad dice una edad, pero el estado de la piel de tu cara y de tu cuerpo dice otra, mucho mayor.

  • Tienes una obsesión insana por la dieta sana. Cuidado, puede ser tan peligroso como alimentarse de McMenús.

MUÉVETE

Hace tiempo que me di cuenta, igual que el autor del libro, de que lo que yo entendía por ejercicio no era correcto. progresar no es lo mismo que doler, y que cuando fuerzas las cosas (un músculo, una relación…) la vida te lo va a devolver en forma de bofetón/lesión/decepción… En mi caso fue el yoga lo que me ayudó a controlar mis niveles de estrés y a eliminar el dolor de espalda y rodilla crónicos que tenía. Ahora he vuelto a practicar deportes más intensos, pero el yoga sigue siendo mi medicina diaria. Encuentra la tuya.

BUSCA LA PASIÓN POR TU TRABAJO

Lo se, hay trabajos poco apasionantes, y la mayoría de nosotros acaba trabajando en cosas que nada tienen que ver con los sueños de infancia o los estudios de juventud. Si no eres capaz de aprender a disfrutar de tu trabajo, cámbialo. Se que no es fácil, pero tampoco es imposible, lo que pasa es que da MIEDO. Y se de lo que hablo; dejar un buen puesto, fijo, con un sueldo cómodo da un miedo que te c****, pero cuando tomé la decisión, puse en un abalanza el miedo a lo desconocido y el miedo a llegar a la jubilación y saber que he pasado más de 8h al día durante toda mi vida haciendo algo que no me gustaba.

Alguien tiene éxito cuando se levanta por la mañana y se acuesta por la noche, y entremedias hace lo que quiere hacer. (Bob Dylan)

ENTRENA TU MENTE

Tu cuerpo no controla tu mente. Todo lo contrario, es tu mente la que controla absolutamente todo. Así que entrénala para que no te deje tirado. Ya hemos aprendido que hay que acudir a revisiones periódicas al dentista y al ginecólogo, que hay que hacer ejercicio regular para estar en forma, a ver cuándo aprendemos que nuestra mente también necesita atención y cuidados, y a diario. Tener gurús, seguir a gente inspiradora, las frases de motivación de Instagram… todo eso está muy bien, pero el verdadero empoderamiento está dentro de cada uno de nosotros. Si yo no creo que puedo, no podré. Si yo no visualizo que lo voy a conseguir, no lo conseguiré. Para eso es necesario tener una mente fuerte, y una mente en calma. No hay que dejarla en blanco, sencillamente porque es materialmente imposible, pero si que hay que aprender a controlarla. Yo trabajo en ello cada día a través de la meditación, te invito a que lo intentes, en este post tienes unos sencillos pasos para empezar.

Y SOBRE TODO, DISFRUTA

Tu tiempo es limitado, así que no lo pierdas viviendo la vida de otra persona. (Steve Jobs)

Ya sabéis que podéis encontrarme siempre que queráis en:

 @janfr     jana@therunningcloset.com

No hay comentarios aun.

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *