Tener un fracaso no significa ser un fracasado