Nuevos propósitos para 2016… ¡con las zapas puestas!