En defensa de correr y en defensa de la mujer

por

Ayer domingo se celebraban muchas cosas. En concreto dos de ellas, a primera vista, eran un homenaje a la mujer. Me refiero al día de la madre y a la Carrera de la Mujer. ¡JA!

Del día de la madre poco puedo decir, aunque no soy madre, tengo una que es lo mejor de este mundo, y estoy rodeada de grandes madres, desde mis tías y primas, a mis amigas y compañeras de trabajo, pasando por mis profes de yoga. Sin embargo, también estoy rodeada de grandes mujeres que no son madres, mujeres que porque no han querido o porque la enfermedad o las circunstancias de la vida se lo ha impedido, son #NoMadres.   Precisamente éste es el título de uno de los últimos libros que he leído firmado por María Fernández-Miranda, en el que se incluyen frases sobre las que todos, hombre y mujeres, madres y no madres, deberíamos reflexionar. Os dejo una, si queréis leer más, a comprar el libro :-):

“La sociedad actual determina que una mujer sin descendencia es alguien sin futuro -sin herederos que traer al mundo, sin nadie que la recuerde cuando se haya ido-, no una mujer que corre hacia él”.

Os invito a reflexionar y a hacer el ejercicio de entender (a mi me ha costado lo mío) que no tener hijos siempre que sea una elección libre, es una opción tan válida, valiosa y respetable como tenerlos, que llenar tu vida con otras cosas es tan bonito y puede hacerte tan feliz como hacerlo con hijos, y que “la vida que importa es la que tienes tú”.

Dicho lo cual salto a la otra celebración que tuvimos ayer en Madrid. Puede parecer que estoy mezclando churras con merinas, pues si, pero a mi que tengan el mismo hilo conductor, la mujer, me vale :-). Como sabréis ya por toda la publicidad encubierta en redes sociales ayer se celebró la Carrera de la Mujer. Vaya por delante que como mujer deportista (ex-runner, mi rodilla…), no tengo absolutamente nada en contra de las mujeres ni de correr. Con lo que no puedo, de verdad que me llevan los demonios, es con la falta de respeto hacia los demás. Hacia los y las runners que se levantaron por la mañana para correr por la Casa de Campo y no pudieron cruzar Princesa hasta las 10 de la mañana, hacia los que querían salir temprano a disfrutar del día tan maravilloso en la Sierra de Madrid y se encontraron Moncloa colapsado y un atasco que ni la M30 en hora punta,  y hacia todos los vecinos del barrio que desde las 8 de la mañana estuvimos escuchando al presentador del evento y todas las canciones que, se supone, nos motivan a las mujeres a correr, es decir, todo el perreo del mundo (Les salvó el Highway to hell he de decir, pero ya).

¿En serio es necesario convertir una carrera para mujeres en una feria? El año que viene seguro que meten tómbola y cabra en el escenario… De verdad, durante la hora y media que estuvo el presentador dando la chapa no le escuché ni una sola vez hablar del cáncer de mama (¿por esos son rosas las camisetas no?), o en fin no se, de las cosas que nos importan a las mujeres. Repetir una y otra vez “¡¡Vamos chicas, que hoy es vuestro día!!!”, “¡¡¡Hoy ganan las chicas!!!”, “¡¡WOW esa marea rosa!!”, así en bucle, creo que se queda justito para cualquier intelecto medio.

(Inciso, ahora mismo son las 9:26 am del domingo que es cuando estoy escribiendo este post ya que no me dejan dormir, está sonando You are the one that I want de Grease, súper temazo de tías donde los haya, venga esa motivación arriba).

En fin, que me parece genial que se organicen carreras y que la gente salga a las calles a correr, pero por favor señores organizadores respeten el derecho a dormir un domingo por la mañana o a leer un libro en silencio, sin escuchar Mambo number 5 de fondo, otro gran temazo, sin duda.

Feliz semana a todos 🙂 Ya sabéis que podéis encontrarme siempre que queráis en:

 @janfr     jana@therunningcloset.com

 

Sin tags 0 comentarios 0

No hay comentarios aun.

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *