Detox Tip: Ingredientes cosméticos tóxicos que debes evitar

por

¿Sabías que esa crema que te echas concienzudamente, a diario, si, esa que te ha costado una pasta, puede estar saboteando tu rutina de belleza? No es mi intención demonizar los productos cosméticos ni asustar a nadie, pero es un hecho que la industria cosmética no siempre es ética con nosotras, y como consumidoras tenemos derecho a saber para poder decidir y elegir de forma consciente. 

Una de mis pasiones es el mundo de la cosmética y la perfumería; recuerdo con cierta nostalgia los años en que compaginaba la universidad con un trabajo los fines de semana en las tiendas de perfumería del aeropuerto. Justo empecé a trabajar allí con motivo del lanzamiento del perfume For Her de Narciso Rodríguez, perfume que me acompaña cada día desde entonces, y gracias a este primer trabajo, pude probar absolutamente todas las cremas, sérums, maquillajes, absolutamente todo, de las mejores marcas de cosmética.

No se si a vosotras os ha pasado, pero a medida que cumplo años el número de productos de cosmética que uso se va reduciendo de forma inversamente proporcional. A mediados de la década de mis 20, usaba limpiadora, tónico, sérum, crema, mascarilla, hidratante de cuerpo, reafirmante… – todos ellos en sus variantes de día y de noche-, y por supuesto maquillaje hasta en la última pestaña. Sin embargo ahora, en mitad de la década de mis 30, mi armario del cuarto de baño es de lo más “conventual” como diría mi madre, muy pocos productos, y elegidos no por su marca o por sus promesas de eterna de juventud, sino por sus ingredientes.

Cuando pensamos en eliminar toxinas de nuestro organismo, muchas veces nos limitamos a las toxinas que ingerimos a través de los alimentos y que eliminamos a través de órganos como el aparato digestivo, el riñón, el hígado… Sin embargo, no todos somos conscientes de que las tres vías de entrada de toxinas a nuestro organismo son: sistema digestivo, sistema respiratorio y piel. A los dos primeros, ya les dedicaremos su tiempo, porque hoy toca hablar de la piel. Concretamente, de los componentes tóxicos presentes en algunos cosméticos que debes empezar a evitar ya. Igual que hay que leer la etiqueta de los alimentos, también hay que leer la de los cosméticos. Empezamos con una primera entrada con 3 ingredientes que debes evitar:

FTALATOS (Dibutil Ftalato)

¿Qué es? Los ftalatos se utilizan principalmente en productos para las uñas como disolvente de esmaltes y como endurecedor. También se usa en perfumes y cremas para hacer que el producto dure más sobre la piel.

¿Por qué son dañinos? Los ftalatos son disruptores endocrinos ocultos, lo que significa que imitan el comportamiento de algunas hormonas del cuerpo con una consecuencia nefasta: desequilibrar nuestro sistema endocrino. Pueden causar daño hormonal y neurológico, y en el caso de las mujeres embarazadas, también pueden causar defectos congénitos importantes. ¿La peor parte? Rara vez se encuentra la palabra “ftalatos” en una etiqueta. Se ha demostrado que causan defectos en el desarrollo y que pueden afectar al sistema reproductivo. La exposición al ftalato se ha relacionado también con la pubertad temprana en niñas. El uso cosmético del Dibutil Ftalato está prohibido en la Unión Europea.

SULFATOS (LAURIL SULFATO DE SODIO O SLS)

¿Qué son? Se utilizan principalmente como agente espumante o detergente en champús, limpiadores faciales, geles de ducha y de baño, detergentes, y productos de limpieza para el hogar.

¿Por qué son dañinos? Dependiendo del proceso de fabricación, el lauril sulfato de sodio puede actuar como disruptor hormonal, puede dañar el sistema nervioso e interferir con el desarrollo humano, no se degrada fácilmente y puede permanecer en el medio ambiente mucho tiempo después de que se va por el desagüe de la ducha.

PARABENOS (METIL-, ETIL-, PROPILO, BUTILO, ISOBUTILO)

¿Qué son? Los parabenos son un grupo de compuestos ampliamente utilizados como agentes antifúngicos, conservantes y antimicrobianos en cremas, lociones, ungüentos y otros cosméticos, incluyendo desodorantes. Aproximadamente el 75-90% de cosméticos contienen esta toxina, es el segundo ingrediente más utilizado por esta industria.

¿Por qué son dañinos? Los parabenos sintéticos son tóxicos en cantidades grandes o acumulativas, ya que el cuerpo los almacena en muchos tipos de tejidos. Pueden causar reacciones alérgicas, erupciones en la piel e irritación. Se ha demostrado que los parabenos imitan a los estrógenos, lo que altera la función hormonal normal, ya que la exposición a estrógenos externos aumenta las anomalías celulares y pueden influir en el desarrollo de ciertos tipos de cáncer, como el de mama.

Como dije al principio no quiero alarmar ni demonizar, no se trata de volver tu vida patas arriba, pero si de ir haciendo pequeños cambios, pequeñas revoluciones como dice Elsa Punset que contribuyan a que tu estilo de vida sea de verdad sano y consciente. 

Ya sabéis que podéis encontrarme siempre que queráis en:

 @janfr     jana@therunningcloset.com

No hay comentarios aun.

¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *